Mejorando la producción del café.

Para el mejoramiento de su cafetal es importante realizar el desmalezado y si son plantaciones viejas con baja producción hacer las renovaciones con nuevas plantas y podas. Cuando no se realiza esta actividad se tiene bastante presencia de plagas y enfermedades, de esta forma se influye de sobre manera en el rendimiento del cultivo de café.




La poda tiene la finalidad renovar la ramas viejas que no tienen brotes tiernos para estimular el crecimiento de una nueva rama, tallos, flores, frutos. Esto nos ayuda a incrementar los rendimientos en la producción y calidad en grano. La poda nos permite regular la distribución de la luz y circule el aire, conforme la plantación envejece para mantener la productividad.







Existen varios tipos de podas:


Poda de formación: Esta poda se realiza de 6 a 7 meses después del trasplante en el terreno definitivo, siendo la única vez para equilibrar la forma de la copa de la planta y se pueda volver la planta de porte bajo no tiende a crecer muy grandes.










Poda de mantenimiento o producción: Después del segundo año de cosecha, en los tallos empieza la formación de chupones que formaran nuevos tallos que nos son necesarios. Esta poda de producción se la realiza una vez por año, siendo la época mas oportuna al finalizar la época de producción o cosecha de los granos del café. El manejo técnico recomendado para las plantas de café es de tener 2 tallos por planta.





Poda de descope o despunte: Este tipo de poda debe considerar primero las características de la planta especialmente en la formación de las copa o ramas. Generalmente se realiza la poda a una altura de 1 a 1,5 metros. Esto hace a que se genere nuevos brotes y se mejore la producción


<